VESTUARIO LABORAL – SERIE PROFESIONAL «CANVAS LINE»

A la hora de hablar de Vestuario Laboral debemos pensar en que son prendas que el trabajador utiliza a lo largo de toda su jornada, por lo que es exigible una ropa que aporte comodidad, confort, transpirabilidad y ergonomía.

Pero también se le ha de dar importancia al diseño puesto que de él dependerá la imagen que proyecta su empresa y la que la diferencia de las demás.

Con ese propósito MARCA diseñó la serie Profesional CANVAS LINE

Esta línea va más allá del estilismo del trabajador para cubrir las necesidades básicas en el  desempeño de sus funciones, aportando comodidad, ergonomía, transpirabilidad y calidad de tejidos e hilaturas. Ofreciendo toda una serie de equipaciones y combinaciones de color que la hacen una de las más extensas del mercado.

 

288-CSR | MarcaPL

288-CSR | MarcaPL

 

Cazadora tipo SOFT-SHELL

100% poliéster spandex ligero. Transpirable y cortavientos. Tejido repelente al agua y con forro micro-polar anti-pilling interior. Cierre frontal por cremallera, dos bolsillos laterales y uno vertical  en pecho. Mangas desmontables. Cremalleras con cierre «Water Proof».

 

588-CRN | MarcaPL

588-CRN | MarcaPL

 

 

 

Chaqueta tergal canvas 245 g.

Ribetes y detalles en tejido reflectante. Puños ajustables con cierre por botón de presión. Dos bolsillos en pecho y dos bajos, ambos con tapeta y cierre por botones a presión.

 

588-PRN | MarcaPL

588-PRN | MarcaPL

 

 

Pantalón tergal canvas 245 g.

Ajuste elástico en cintura. Rodillas reforzadas con tejido CORDURA más resistente a la abrasión y con posibilidad de introducir una rodillera flexible. Ribetes y detalles en tejido reflectante. Un multi-bolsillo cargo lateral, dos

bolsillos traseros con cierre por tapeta y botones a presión y dos bolsillos franceses.

 

 

1288-POLRN | MarcaPL

1288-POLRN | MarcaPL

 

Polo manga corta

Tejido «TECNICA» en poliéster 135 grs de alta transpirabilidad. Bolsillo con cierrre de velcro y tapeta en pecho.

 

 

 

 

 

ROPA DE PROTECCIÓN CONTRA PRODUCTOS QUÍMICOS

La función de la ropa de protección contra productos químicos según el INSHT es evitar que éstos entren en contacto directo con la piel. Esto es una forma de controlar un riesgo de exposición, cuando éste no ha podido eliminarse o reducirse hasta los niveles deseados por otros medios. La exposición de la piel a productos químicos supone un riesgo si:

  • El producto es peligroso para la salud.
  • El producto se absorbe a través de la piel o la daña.
  • La piel, aunque no se vea afectada directamente o sea vía de entrada, pueda servir de vehículo hacia otras rutas como, por ejemplo, las vías respiratorias.

Por tanto, la evaluación de riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, cuando hay agentes químicos presentes en el lugar de trabajo, debería comenzar por determinar los peligros para la salud de los productos.

La información sobre la peligrosidad de las sustancias químicas y sus mezclas, así como las posibles vías de absorción, puede obtenerse mediante los suministradores de las mismas. Las fuentes de información son la Etiqueta de los productos y la Ficha de Datos de Seguridad. En concreto, la Ficha de Datos de Seguridad requiere, en función de la clasificación de la sustancia o mezcla, que se especifique en su apartado 8 cuáles son los medios de control de la exposición y los equipos de protección personal necesarios para la manipulación del producto.

No se abordarán en este artículo los requisitos para otros EPI (guantes, calzado, protección respiratoria, ocular, etc.) a utilizar en el caso de exposición a sustancias químicas y tan sólo se indicará lo relativo a ropa de protección química.

La EN ISO 13688 describe los requisitos generales aplicables a la ropa de protección, tales como la ergonomía, inocuidad, envejecimiento, designación de tallas, compatibilidad, marcado de la ropa de protección y proporciona la información que debe suministrar el fabricante. Esta Norma armonizada – por lo que tiene presunción de conformidad – está destinada únicamente a ser usada en combinación con otras que disponen los requisitos específicos de protección para poder certificar la ropa de protección y dotarlas de la seguridad adecuada a riesgos específicos (protección química, biológicos, partículas radioactivas, etc.)

Las sustancias y mezclas peligrosas para la salud están consideradas como un riesgo que puede tener consecuencias muy graves para la salud por lo que, según la normativa europea vigente, todo aquel EPI utilizado para estos riesgos deberá ser de Categoría III.

 

Clasificación por Tipos

Dependiendo de las características del riesgo químico, se elegirá un Tipo de prenda u otro, atendiendo a lo dispuesto en las siguientes Normas armonizadas:

  • Tipo 1: Trajes herméticos a gases (EN 943-1 y EN 943-2)
    • Tipo 1a: Trajes herméticos a gases con equipo de respiración bajo el traje.
    • Tipo 1b: Trajes herméticos a gases con equipo de respiración fuera del traje.
    • Tipo 1c: Trajes herméticos a gases con presión positiva interna.
    • Tipo 1 ET: Trajes herméticos a gases destinados a equipos de emergencia.
  • Tipo 2: Trajes ventilados no herméticos a gases (EN 943-1)
  • Tipo 3: Protección frente a líquidos (salpicaduras o baja peligrosidad sust.) (EN ISO 13034)
  • Tipo 4: Protección frente a pulverizaciones de líquidos (EN 14605)
  • Tipo 5: Protección frente a polvo y partículas sólidas (EN ISO 13982-1)
  • Tipo 6: Protección frente a pequeñas salpicaduras (bajo nivel de protección)(EN 13034)

A las prendas se les puede incorporar, además, otras características de protección para dotarlas de mayor seguridad y polivalencia en diversos entornos laborales y distintos sectores industriales, amparando a los trabajadores de los riegos más habituales en ese tipo de puestos de trabajo, como son los siguientes:

Ropa de protección contra productos químicos | MarcaPL

Ropa de protección contra productos químicos | MarcaPL

 

  • Antiestático.- EN 1149-5. Especifica los requisitos electrostáticos y de diseño que debe tener la ropa de protección antiestática, para disipar la carga acumulada en el trabajador a través del material y, así, evitar un punto de ignición que pueda provocar un incendio.
  • Partículas radioactivas.- EN 1073-2. Especifica los requisitos y métodos de ensayo para las ropas de protección no ventiladas que protegen al usuario contra la contaminación por partículas radioactivas.
  • Riesgo biológico.- EN 14126:2004 especifica requisitos y métodos de ensayo para ropa de protección reutilizable y de uso limitado capaz de ofrecer protección contra agentes biológicos.
  • Ignífugo.- EN ISO 14116. Ropa de protección contra el calor y las llamas. Ropa, materiales y conjunto de materiales con propagación limitada de llama.

 

STEELGEN INDUSTRIAL® es la gama de productos de vestuario desechable del grupo BUNZL que está integrado por dos líneas: sin protección química, que no requieren de normativa de protección específica, y de protección química, certificado como EPI de Categoría III, basada en el Informe Técnico del Comité Europeo de Normalización CEN/TR 15419 de Guía para la selección, uso, cuidado y mantenimiento de la ropa de protección contra productos químicos.

El vestuario desechable sin protección química de STEELGEN INDUSTRIAL® (buzo, bata, cubre calzado y gorro) no está considerado como equipo de protección individual (EPI) por lo que no requiere de marcado CE y su utilidad de manera general está encaminada a evitar manchas en la ropa o como prendas de higiene en visitas a distintos tipos de plantas quedando fuera del ámbito de este artículo.

 

Guía de selección

La línea STEELGEN INDUSTRIAL® para protección química cuenta, por el momento, con la siguiente combinación de protecciones, según las normas anteriormente descritas relacionadas en la siguiente guía de selección:

Ropa de protección contra productos químicos | MarcaPL

Ropa de protección contra productos químicos | MarcaPL

 

Esta información está destinada a ser utilizada por personal cualificado y experimentado para identificar y cuantificar los riesgos de las condiciones específicas de uso final (tipo de sustancia, mezcla, concentración, temperatura, nivel de exposición, etc.) que requieran el uso de Ropa de Protección contra Productos Químicos, por lo que es responsabilidad del usuario determinar el nivel de toxicidad y el equipo de protección individual adecuado que precisa bajo su propio riesgo. Lea siempre las instrucciones de uso del EPI a utilizar.

Uso de EPIs en presencia de atmósferas explosivas (ATEX)

El artículo 40.2 de la Constitución Española encomienda a los poderes públicos, como uno de los principios rectores de la política social y económica, velar por la seguridad e higiene en el trabajo. Además de este mandato constitucional, se desarrollaron, como consecuencia del Tratado de la Unión Europea, distintas directivas de disposiciones mínimas para la armonización jurídica de los distintos Estados miembros. La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales es, básicamente, el resultado de la aplicación de los marcos jurídicos indicados anteriormente y determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo. Es, por tanto, esta Ley, una referencia legal mínima a partir del cual las normas reglamentarias irán fijando y concretando los aspectos más técnicos de las medidas preventivas.

En este sentido, se publicaron, el Real Decreto 681/2003, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo, y, el Real Decreto 144/2016, por el que se establecen los requisitos esenciales de salud y seguridad exigibles a los aparatos y sistemas de protección para su uso en atmósferas potencialmente explosivas. Siendo, ambas, las normas de referencia para los entornos de trabajo con presencia de atmósferas explosivas, además de existir otras específicas de seguridad industrial fuera del objeto del presente artículo.

 

Zonas ATEX y riesgos específicos

Se entiende como atmósfera explosiva la mezcla con el aire, en condiciones atmosféricas, de sustancias inflamables en forma de gases, vapores, nieblas o polvos, en la que, tras una ignición, la combustión se propaga a la totalidad de la mezcla no quemada.

Según el artículo 7 del R.D. 681/2007, el empresario deberá clasificar en zonas, con arreglo al anexo I de ese reglamento, las áreas en las que pueden formarse atmósferas explosivas. Esta clasificación en zonas se aplicará a las áreas en las que deban tomarse las medidas protección para prevenir las explosiones.

Las áreas de riesgo se clasificarán en zonas teniendo en cuenta la frecuencia con que se produzcan atmósferas explosivas y su duración.

Atmósferas explosivas ATEX

Atmósferas explosivas ATEX

 

En las zonas clasificadas como atmósferas explosivas, según el cuadro anterior, con el objeto de prevenir las explosiones, de conformidad con el artículo 15.1 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y de proporcionar una protección contra ellas, el empresario deberá tomar medidas de carácter técnico y/u organizativo en función del tipo de actividad, siguiendo un orden de prioridades y conforme a los principios básicos siguientes: impedir la formación de atmósferas explosivas o, cuando la naturaleza de la actividad no lo permita, evitar la ignición de atmósferas explosivas y atenuar los efectos perjudiciales de una explosión de forma que se garantice la salud y la seguridad de los trabajadores.

Por tanto, uno de los riesgos principales en este tipo de zonas es la ignición de la atmósfera explosiva, ya que cuando la mezcla aire-sustancia inflamable se encuentra dentro de su rango de explosividad (Fig.1) , sólo necesitará un foco de ignición(1) con suficiente energía para comenzar la combustión de la misma.

Por tanto, constituye un elemento de prevención fundamental en los trabajos en zonas clasificadas evitar los focos potenciales de ignición, ya que la probabilidad de ignición determinará, también, la estimación/valoración del riesgo relacionado en entornos ATEX.

 

Uso de EPI en zonas clasificadas ATEX

En primer lugar, es importante tener en cuenta que aunque el R.D. 144/2016 sobre aparatos y sistemas de protección para uso en atmósferas potencialmente explosivas, excluye del ámbito de aplicación a los EPI, éstos sí deben proporcionar un nivel adecuado de seguridad en los trabajos realizados en estos entornos. Siendo el R.D. 681/2003 el que indica específicamente, en el anexo II de medidas de protección contra explosiones, que se debe utilizar calzado y ropa de trabajo que no den lugar a descargas electrostáticas que puedan provocar la ignición de atmósferas explosivas.

Según lo anterior, es determinante el uso de vestuario y calzado adecuado para la disipación de la cargas electrostáticas que se pudieran acumular en el trabajador, según la norma armonizada EN 1149-5, evitando, así, cualquier foco potencial de ignición por esta causa. Además, estos entornos son zonas con riesgo de incendio por lo que es necesario proteger al trabajador mediante ropa ignífuga, según la norma armonizada EN 11612, que cumple con el requisito de limitar la propagación de la llama y de proteger frente a ciertos tipos de transmisión del calor. Marca Protección Laboral ha desarrollado una gama completa de vestuario laboral bajo la marca propia IGNIX®, antiestática e ignífuga con dos alternativas de tejido de alta calidad, inherente o de algodón tratado, ambos con costuras de Kevlar, añadiéndole otros tipos de protección como: soldadura, arco eléctrico, alta visibilidad, todo ello certificado bajo las normas de referencia para cada caso, respondiendo a las necesidades de los distintos trabajos en entornos ATEX con una alto grado de protección y ofreciendo variadas alternativas al usuario, desde camisas, pantalones, buzos y pasamontañas, hasta chaquetas y ropa de alta visibilidad, incluyendo una chaqueta, un pantalón y un chaleco específico de alta visibilidad ignífugo y antiestático.

Así mismo, bajo la también marca propia STEELGEN® se ha fabricado un nuevo vestuario desechable de protección química Tipos 3, 4, 5 y 6  antiestático, con protecciones adicionales para agentes biológicos, partículas radioactivas e ignífugo.

De igual forma, ANIBAL®, nuestra marca de calzado de seguridad y de trabajo antiestático, con sus variadas referencias y realizados en microfibra con distintos tipos de protección, constituyen un referente en el mercado por su alta calidad y diseños atractivos.

Con nuestros distintivos IGNIX®, ANIBAL® y STEELGEN® se ofrece al usuario una variedad de alternativas y tipos de protección certificada, según normas de referencia, para el desarrollo seguro de múltiples trabajos en zonas clasificadas ATEX.

VESTUARIO LABORAL PARA AMBIENTES FRÍOS

 

Dentro del vestuario laboral existen varios tipos de ropa de protección y en esta nueva entrada nos vamos a centrar en Vestuario Laboral para ambientes fríos.

Existen numerosos puestos de trabajo donde se necesita  un Vestuario Laboral  para ambientes fríos, dependiendo del lugar donde se realicen las tareas: al aire libre, en cámaras frigoríficas, trabajos en interiores sin calefacción o trabajos en contacto con el agua o manipulación de productos mojados.

Según en INSHT un ambiente frío se podría definir como “condiciones que causan pérdidas de calor corporal más grandes de lo normal”.

El Vestuario laboral para ambientes fríos, es el conjunto de prendas que proporcionen aislamiento suficiente para impedir que el cuerpo pierda calor rápidamente, teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Condiciones ambientales (temperatura del aire, velocidad del aire, humedad ambiental…)
  • Condiciones individuales (nivel de actividad física, cantidad de sudoración, tiempo de exposición, uso de medicamentos, antecedentes médicos…)

La exposición al frio puede producir desde incomodidad, reducción del rendimiento  y congelación por enfriamiento local (dedos, piel, mejillas, nariz…), pero la más grave es la hipotermia por enfriamiento general del cuerpo. Por este motivo, es de vital importancia el estudio y evaluación de los riesgos dependiendo de:

  • La duración de la exposición.
  • Su frecuencia y gravedad.
  • Las condiciones existentes en el trabajo y su entorno.

Este proceso debe ser realizado por personal cualificado, teniendo en cuenta las necesidades profesionales que se vayan a cubrir, dando prioridad a las medidas de protección colectiva frente a las medidas de protección individual.

 

Normativas sobre EPIs contra frio y lluvia

VESTUARIO LABORAL (para proteger el cuerpo)

EN14058: Ropa de protección contra ambientes fríos (entre -5ºC y 10ºC) tipo de EPI de categoría I

Cazadoras Náuticas (varios colores) // Forro Polar Alta visibilidad  // Parka Alta Visibilidad 

EN342: Ropa de protección contra el frío destinada a proteger frente a temperatura ambiente comprendidas entre -5ºC y -50ºC. Tipo de EPI de categoría II

Parka 288-P342

 EN343: Vestuario de protección contra la lluvia

Trajes de agua // Parkas Alta Visibilidad  //  Chubasquero Alta Visibilidad  

Los requisitos que deben cumplir las prendas que están diseñadas para este tipo de ambientes es:  resistencia térmica,  aislamiento térmico,  permeabilidad al aire,  penetración de agua y  resistencia al vapor de agua.

 

GUANTES (para proteger las manos)

 EN511: Riesgos por frío (hasta -50ºC). Frío convectivo, frío de contacto,  Impermeabilidad al agua.

Guante 688-NYLF

CALZADO (para proteger los pies)

EN20345:  Calzado de seguridad de uso profesional.  Como requisitos adicionales:  Aislamiento del frío (CI), resistencia al agua (WR) y penetración y absorción de agua (WRU) (S2, S3, S5….).

Calzado: Serie Confort // Serie Pu/Goma // Serie Blanca // Serie Trekking

 

Medidas preventivas

  • Usar prendas de vestir por capas para conseguir el efecto aislante, pero sin dificultar el movimiento del trabajador. La ropa interior debe ser aislante para ayudar a mantener la piel seca.
  • Utilizar cortavientos para reducir el efecto de la velocidad del aire.
  • El 50% del calor corporal suele perderse por la cabeza, por lo que debe asegurarse una buena protección térmica usando gorros o cascos de doble aislamiento.
  • Sustituir la ropa mojada o húmeda por otra seca.
  • Acondicionar zonas calientes de recuperación.
  • Comer alimentos ricos en calorías y evitar bebidas alcohólicas y con cafeína.
  • Proteger las extremidades o cuello de los trabajadores para evitar enfriamiento, como guantes, bufanda tipo braga o calcetines.
  • Utilizar pantallas cortaviento en exteriores y modificar los difusores de aire para reducir el efecto de la velocidad del aire.
  • Medir periódicamente la temperatura y la velocidad del aire para controlar el riesgo de estrés por frío.
  • Disminuir el tiempo de permanencia en ambientes fríos.
  • Controlar el ritmo de trabajo para que la carga metabólica sea suficiente sin que supere una sudoración excesiva.

 

Trabajos en cámaras frigoríficas:

  • De 0ºC hasta -5ºC, el tiempo de máxima permanencia es de 8 horas y se realizarán descansos de recuperación de 10 minutos cada 3 horas de trabajo.
  • De -5ºC hasta -10ºC, el tiempo de máxima permanencia es de 6 horas y se realizarán descansos de recuperación de 15 minutos por cada hora de trabajo.
  • Por debajo de -18ºC se podrá permanecer como máximo en su interior 6 horas y deberá realizar descansos de recuperación de 15 minutos  por cada 45 minutos de trabajo.

VESTUARIO LABORAL – Ropa de protección.

Vestuario Laboral - ropa de protección

Vestuario Laboral – ropa de protección

Cuando hace unos años hablábamos de vestuario laboral o ropa de protección para el trabajador, pensábamos en una ropa incómoda y estéticamente fea. Pero actualmente y gracias a los avances de investigación tanto en diseños como en materiales, podemos encontrar prendas que además de seguridad nos aportan comodidad, confort y ergonomía.

Dentro del vestuario laboral nos encontramos con la ropa de protección, que es toda aquella prenda que protege el cuerpo (tronco, brazos y piernas) de uno o varios peligros. Su elección deberá basarse en el estudio y la evaluación de los riesgos dependiendo de:

  • La duración de la exposición a los riesgos
  • Su frecuencia y gravedad
  • Las condiciones existentes en el trabajo y su entorno.

Por este motivo, este proceso debe ser realizado por personal cualificado que se encargue de realizar la evaluación y prevención de riesgos, teniendo en cuenta las necesidades profesionales que se vayan a cubrir, dando prioridad a las medidas de protección colectiva frente a las medidas de protección individual.

 

Tipos de ropa de protección

Dentro de vestuario laboral existen muchos tipos de ropa de protección disponibles para proteger frente a una gran variedad de riesgos, como por ejemplo:

 

  • Ropa de protección frente a riesgos de tipo mecánico
  • Ropa de protección frente al calor y el fuego
  • Ropa de protección frente a riesgo químico
  • Ropa de protección frente al frío
  • Ropa de protección frente a riesgos biológicos
  • Ropa de protección frente a radiaciones (ionizantes y no ionizantes)
  • Ropa de protección de alta visibilidad 
  • Ropa de protección frente a riesgos eléctricos
  • Ropa de protección ignífuga y antiestática 

 

Clasificación de Vestuario Laboral

El vestuario laboral, al igual que el resto de Equipos de Protección Individual, se clasifican en:

 

Categoría 1

Aquella ropa de trabajo que debido a su diseño sencillo, el usuario pueda juzgar por si mismo su eficacia contra riesgos mínimos, y cuyos efectos, cuando sean graduales, puedan ser percibidos a tiempo y sin peligro para el usuario, como por ejemplo las agresiones mecánicas de efectos superficiales o los agentes atmosféricos que no sean excepcionales o extremos.

• Este vestuario ha de superar la EN13688, norma armonizada que regula los requisitos mínimos a cumplir por la Vestuario Laboral, cambio dimensional frente al lavado, designación de tallas, etiquetado, propiedades fisiológicas, solidez del calor,… Además existen otras normas que regulan los requisitos a cumplir por aquellas prendas que van destinadas a proteger frente a determinados riesgos que se pueden considerar mínimos:

EN14058: Ropa de protección contra ambientes fríos (entre -5ºC y 10ºC).

EN343: Vestuario de protección contra la lluvia.

El marcado que han de llevar estas prendas en categoría 1 es:
– identificación del fabricante o mandatario.
– modelo o referencia.
– talla.
– marcado CE.
– instrucciones de mantenimiento.
– composición.

 

Categoría 2

Aquel vestuario destinado a proteger frente a riesgos in­ter­medios o de todo tipo que no pudieran llegar a causar le­sio­nes muy graves o la muerte.

• Estas prendas han de su­pe­rar, ade­más de la EN13688, la norma ar­mo­ni­zada que regule el riesgo frente al que se re­co­mienda por ejemplo:

EN342: Ropa de protección contra el frío destinada a proteger frente a temperaturas ambiente comprendidas entre -5ºC y -50ºC.
EN11611: Ropa de protección utilizada durante el soldeo y procesos afines.
EN11612: Ropa de protección para trabajadores expuestos al calor (temperatura ambiente inferior a 100ºC).
EN20471: Vestuario de protección de Alta Visibilidad.
EN1149-5: Ropa de protección Antiestática.
EN14116 Ropa de protección contra el calor y la llama (propagación limitada de llama).

El marcado que han de llevar estas prendas es el mismo que el de categoría 1, añadiendo el pictograma indicativo del riesgo y sus niveles de resistencia.

 

Categoría 3

Ropa destinada a proteger al usuario de un peligro mortal o que pueda dañar gravemente y de forma irreversible la salud sin que se pueda descubrir a tiempo su efecto inmediato. Esta ropa ha de superar, además de la EN13688, la norma armonizada que regule el riesgo frente al que se recomiende esa ropa:

EN13034 Ropa de protección limitada contra productos químicos líquidos (Tipo 6).
EN13982-1 Ropa de protección química frente a partículas sólidas suspendidas (Tipo 5)
EN14605 Ropa de protección con uniones herméticas a las pulverizaciones (Tipo 4)
EN14605 Ropa de protección contra productos químicos líquidos (Tipo 3)
EN1073-2 Ropa de protección no ventilada contra contaminación partículas radiactivas
EN14126 Ropa de protección contra agentes biológicos
EN61482 Ropa de protección contra arco eléctrico.

El marcado que han de llevar estas prendas es el mismo que el de categoría 2, pero añadiendo al marcado CE el número de identificación del Organismo de control notificado encargado del control de calidad CE en la fase de producción.

Deben ser certificados por un organismo notificado y el fabricante adoptar uno de los sistemas de garantía de calidad CE regulados para su comercialización según el R.D. 1407/1992.

Trabajos verticales – Riesgos y normativas.

Marca Protección Laboral - Trabajos verticales

Marca Protección Laboral – Trabajos verticales

Los trabajos verticales según el INSHT son todos aquellos donde se utilizan técnicas de acceso y posicionamiento mediante cuerdas, anclajes y aparatos de progresión .  Su uso es  aconsejable donde sea imposible instalar andamios, plataformas de trabajo u otros equipos de altura por las características de la zona y para trabajos de corta duración.

La principal ventaja de estos trabajos reside en que llegan a puntos inaccesibles, pero conlleva un elevado riesgo para el trabajador que los realiza, puesto que el acceso al lugar de trabajo como la ejecución del mismo se lleva a cabo a gran altura. Destinado principalmente en trabajos de mantenimiento, construcción, limpieza, montajes de estructuras, etc.

Los trabajos verticales requieren unas medidas de protección laboral específicas, por lo que es de vital importancia garantizar y mantener unas condiciones de trabajo seguras, dando prioridad a las medidas de protección colectiva frente a las medidas de protección individual.

Por este motivo, este proceso debe ser realizada por personal cualificado que se encargue de realizar la evaluación y prevención de riesgos, teniendo en cuenta las necesidades profesionales que se vayan a cubrir.

Evaluación de riesgos:

  • Estudio del lugar donde se van a realizar los trabajos, así como, la maquinaria, el entorno, los equipos, materiales que se van a emplear, etc.
  • Riesgos a los que van a estar sometidos, debidos a la altura a la que se van realizar los trabajos, proximidad a un vacío, otros trabajos que se están realizando en la mismo zona, riesgos relacionados con la ejecución del propio trabajo, etc.
  • Tareas a realizar, duración, frecuencia, posturas, etc.
  • Características del trabajador: la persona que realiza este tipo de trabajos tiene que estar debidamente formación y acreditado como técnico en trabajos verticales, ser mayor de edad y con buenas actitudes físicas y psicológicas, teniendo que realizar exámenes médicos cada año para descartar posibles problemas.

Riesgos asociados a trabajos verticales

Los principales riesgos:

  • Caídas de personas a distinto nivel: Este riesgo es el más peligroso puesto que los trabajos normalmente se realizan a gran altura y las consecuencias pueden ser mortales. Por este motivo, es de vital importancia el estado de los equipos y materiales empleados, la existencia de puntos de anclajes suficientes y una buena planificación en seguridad.

Los equipos de protección anti-caídas necesarios son: Arneses y cinturones / Absorbedores de energía / Elementos de amarre /  Línea de vida verticales / Dispositivos retráctil / Mosquetones o conectores.

 

  • Caídas de materiales a distinto nivel: las herramientas y demás accesorios deberán estar sujetos al arnés o al asiento del trabajador, o sujetas por otros medios adecuados con el fin de evitar caídas involuntarias.

 

  • Condiciones atmosféricas (niebla, viento o precipitaciones): no se realizarán trabajos o tendrán que interrumpirse cuando se ponga en peligro la seguridad del trabajador.

 

  • Trastornos músculos-esqueléticos ocasionados por las posturas que el trabajador deberá adquirir y la duración que necesita para realizarlas, teniendo en cuenta que se encuentra en suspensión y sin punto de apoyo.

 

 

Normativas en trabajos verticales

-Norma EN341 Dispositivos de descenso.
-Norma EN353 Dispositivo anti-caída.
-Norma EN353-1 Dispositivos deslizantes anti-caídas con línea de anclaje rígida.
-Norma EN353-2 Dispositivos deslizantes anti-caídas con línea de anclaje flexible.

-Norma EN354 Elementos de amarre.
-Norma EN355 Absorbedores de energía.
-Norma EN358 Epis para sujeción en posición de trabajo y prevención de caídas en altura. Cinturones para sujeción y retención y componentes de amarre de sujeción. Aplicable a equipos destinados a mantener al usuario en su posición de trabajo (Sujeción) e impedir que llegue a un lugar en el que se pueda producir una caída en altura (Retención). En ningún caso un sistema de sujeción o retención debe usarse como anti-caída.
-Norma EN360 Dispositivos anti-caídas retractiles.
-Norma EN361 Arneses anti-caída.
-Norma EN362 Conectores.

-Norma EN363 Esta norma específica la terminología y los requisitos generales de los sistemas anti-caídas utilizados como EPIs contra caída de altura. Deben diseñarse y fabricarse con un nivel alto de protección que no genere riesgos, de fácil colocación, ligeros y sin desajustes, y que permitan una posición correcta después de la parada.
-Norma EN364 Regula los métodos de ensayo.
-Norma EN365 Requisitos generales para instrucciones de uso y marcado.
-Norma EN566 Anillos de cinta.
-Norma EN567 Bloqueadores.
-Norma EN795 Dispositivos de anclaje.
-Norma EN813 Trabajos en Suspensión.
-Norma EN1496 Sistemas de Salvamento.
-Norma EN1891 y EN ISO 1140 Cuerdas Trenzadas y Cuerdas de fibra (poliamida).

Mantenimiento

Según la norma EN365 cada equipo ha de ser revisado por el usuario de manera visual antes de cada uso para comprobar que el funcionamiento sea correcto y no suponga un riesgo.En el caso de que esto no sea así, se debe informar a su suprior de cualquier anomalía, defecto o deterioro para que proceda a la sustitución.

Es necesario asegurarse del correcto almacenamiento, mantenimiento y limpieza del equipo para así alargar su vida útil.

 

 

Trabajos en cocinas – Factores de riesgo y medidas preventivas.

Marca protección Laboral - Trabajos en cocinas

Marca Protección Laboral – Trabajos en cocinas

 

Los accidentes relacionados con trabajos en cocinas son bastantes frecuentes. Por este motivo, queremos centrarnos en los factores de riesgo y medidas preventivas relacionadas con este sector.

Las cocinas son áreas de trabajo que implica una serie de riesgos comunes que pueden dañar la salud de los trabajadores si no se adoptan las medidas preventivas adecuadas. La mayoría de estos riesgos pueden evitarse mediante una correcta organización y formación del personal.

Deben disponer de un plan de emergencias y evacuación elaborado por personal capacitado, así como, señalización adecuada y elementos de extinción de incendios homologados y revisados según normativa.

Por este motivo es fundamental la formación del personal sobre la utilización de estos elementos, de forma que sepan actuar con rapidez frente a un imprevisto.

La elección de los Equipos de Protección Individual (Epis), debe realizarla un técnico competente y seleccionarlo según las necesidades profesionales que se vayan a cubrir.

 

Riesgos asociados y medidas preventivas en trabajos en cocinas

1.- Cortes y pinchazos

Se trata de unos de los principales riesgos de trabajos en cocinas debido a la manipulación de utensilios manuales (cuchillos, ganchos, tijeras…), máquinas auxiliares (cortadora, picadoras, sierras…), latas de conserva, etc.

Medidas preventivas:

  • Mantener las herramientas de cortes bien afiladas con mangos antideslizantes.
  • Utilizar siempre los empujadores en la utilización de máquinas auxiliares.
  • Desconectar de la corriente las máquinas en caso de atasco o procesos de limpieza.
  • Usar  Equipos de protección Individual (Epis) adecuados para cada operación como: guantes y mandiles de malla metálica, gafas de seguridad en operaciones de corte de piezas cárnicas y corte/ limpieza de pescado, etc.

2.- Caídas o resbalones.

Este es otro de los accidentes más frecuentes en las cocinas:

Caídas al mismo nivel: debido principalmente a suelos en mal estado, sucios con restos de comida, grasientos o recién fregados.

Medidas preventivas:

  • Reparar inmediatamente los suelos en mal estado.
  • Proceder a la limpieza inmediata ante derrames o salpicaduras.
  • Colocar carteles de “suelo mojado” en procesos de limpieza.

Caídas a distinto nivel: debido principalmente a la no utilización de los medios adecuados para alcanzar objetos de las alturas o la utilización de escaleras.

Medidas preventivas:

  • Para acceder a zonas altas utilizar escaleras de mano en buen estado y colocarlas de forma segura que impida el deslizamiento. (Nunca subir a cajas, sillas, etc)
  • Cuando se utilicen escaleras fijas no circular con prisas y utilizar todos los peldaños.

En ambos casos se debe usar calzado de seguridad con suela antideslizante, resistente a la penetración y repelente al agua Bota «Alborán» y zapato «Adriatico».

3.- Golpes y caída de objetos

Este factor de riesgo viene originado fundamentalmente por la falta de orden y organización de los trabajos en cocinas.

Medidas preventivas:

  • Mantener el puesto de trabajo limpio y en orden.
  • Almacenar correctamente los utensilios de trabajo.
  • Colocar los objetos más pesados en las partes inferiores de las estanterías.
  • Para evitar golpes, mantener las vías de circulación libres de obstáculos, cerrar cajones y puertas de armarios, hornos, lavavajillas, etc.
  • Usar calzado de seguridad con puntera reforzada para proteger de posibles caídas de objetos.

En los trabajos de cocinas relacionados con cargas y descargas para almacenamiento o en cámaras frigoríficas se deben utilizar las gorras antigolpes para proteger la cabeza contra objetos duros e inmóviles.

4.- Contacto término y quemaduras

En la cocinas las superficies calientes, el contenido de los recipientes y la misma fuente de calor (fogones, hornos, freidoras…) son factores de riesgo que provocan accidentes graves provocando quemadura.

Medidas preventivas:

  • Orientar los mangos de los recipientes hacia el interior de los fogones.
  • No echar agua en sartenes calientes o en llamas.
  • Introducir progresivamente los alimentos en los recipientes con líquidos calientes o aceites para freír.
  • Utilizar guantes, chaquetas, mandiles, etc. para proteger frente a quemaduras por contacto directo o por salpicaduras.
  • Utilizar gafas de seguridad como protección frente a salpicaduras de líquidos.

5.- Contaminación acústica

El ruido es otro de los riesgos más comunes en las cocinas profesiones, a consecuencia del funcionamiento simultáneo de varios aparatos, el ruido de loza y pequeño menaje en general, el tono de voz de los mismo trabajadores, etc.

Por este motivo es de vital importancia la Prevención y evaluación de la exposición al Ruido en el puesto de trabajo.

Medidas preventivas:

6.- Estrés térmico

En los trabajos en cocina es muy frecuente estar expuestos a temperaturas extremas:

Temperaturas altas, cuando se cocina cerca de las fuentes de calor es conveniente llevar ropa ligera y transpirable para que no suponga un aumento del calor corporal.

Temperaturas bajas, cuando se penetra en cámaras frigoríficas y de congelación es conveniente llevar prendas de abrigo y guantes adecuadas para que no suponga pérdidas del calor corporal.

Medidas preventivas:

  • Ventilar adecuadamente el puesto de trabajo y utilizar campanas extractoras para retirar los vapores producidos al cocinar alimentos.
  • Las cámaras frigoríficas tendrán que estar dotadas de un sistema de seguridad que avise de fugas o escapes de gases y dispondrán en el exterior de la puerta una señal luminosa que advierta de presencia de personas en su interior.

7.- Instalaciones eléctricas

En las cocinas hay multitud de aparatos eléctricos que utilizamos con las manos, pies o prendas de vestir húmedos, por lo que es un factor de riesgo que puede ocasionar accidentes por contacto directo o indirecto. Por este motivo, es de vital importancia:

  • Realizar mantenimientos periódicos y siempre efectuado por personal cualificado.
  • No verter líquidos cerca de las tomas de corriente o cuadros eléctricos.
  • Las instalaciones no sobrecargarlas enchufando varios en la misma toma de corriente.
  • Desechar los aparatos que estén en mal estado o hayan sufrido algún golpe.
  • Mantener las manos, pies y prendas de vestir completamente secos antes de utilizar los aparatos eléctricos.
  • Utilizar guantes y calzado dieléctrico bajo normativa CE

8.- Riesgos ergonómicos

Existen numerosas tareas realizadas por el personal de trabajos en cocinas que pueden ocasionar a largo plazo lesiones al trabajador, como:

Posturas forzadas y movimientos repetitivos: procurar mantener la espalda recta, doblar las piernas con frecuencia y durante las pausas efectuar movimientos suaves de estiramiento. Es de vital importancia la formación de los trabajadores para adoptar las posturas correctas en cada tarea.

Manipulación manual de cargas: levantar la carga con los músculos de las piernas y no con los de la espalda, evitar mover una sola persona cargas muy pesadas y mantener el objeto pesado próximo al cuerpo en todo el trayecto realizando pasos cortos.

Medidas preventivas:

  • Utilizar Faja lumbar para reforzar la parte baja de la espalda y abdomen.

9.- Riesgos biológicos

Debido a la continua manipulación de alimentos, en las cocinas se presentan riesgos que se pueden considerar contaminantes biológicos, tales como hongos, bacterias, virus, etc. y que pueden ser susceptibles de provocar efectos negativos en la salud del trabajador.

Medidas preventivas:

  • Debe extremarse la higiene personal teniendo lavabos o duchas provistas de jabones desinfectantes.
  • En los lugares de trabajo no se puede fumar, comer o beber.
  • En el caso de producirse un corte o pinchazo hay que desinfectar la herida y colocar un apósito impermeable o guante en el caso de que se produzca en las manos.
  • Será necesario el uso de EPIs, tales como guantes, ropa desechable, mascarillas, gafas y botas de goma bajo normativa CE.

10.- Limpieza de cocinas

Existen una gran variedad de productos químicos para la limpieza de cocinas que por su composición implican una serie de riesgos para la salud, ocasionando quemaduras por contacto, salpicaduras y proyecciones a los ojos e inhalación de vapores nocivos.

Medidas preventivas:

  • Antes de utilizar el producto lea detenidamente la etiqueta e indicaciones de peligro y cumpla todas las medidas de seguridad.
  • Mantenga estos productos en su envase original siempre que sea posible y convenientemente cerrados.
  • Almacenar los detergentes y desinfectantes alejados de los alimentos.
  • Para manipular estos productos será necesario la utilización de los Equipos de protección Individual (Epis) como guantes, mascarillas y gafas de seguridad.

 

Radiaciones solares y golpes de calor en el puesto de trabajo

Radiaciones solares y golpes de calor

Radiaciones solares y golpes de calor

Con la llegada del verano, las elevadas radiaciones solares y los golpes de calor, especialmente en horas centrales del día, aumentan los riesgos para la salud en trabajos que se realizan al aire libre.

Las radiaciones solares a las que se encuentran expuestos los trabajadores en la época estival pueden ser causas de accidentes laborales o incluso la muerte.

Debido a la elevada temperatura, existen unos factores a tener en cuenta a la hora de realizar trabajos al aire libre, como la acumulación excesiva de calor en el organismo al realizar actividades físicas, tiempo de exposición y, por supuesto, los condicionantes personales como la edad, obesidad, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, etc… Pero sin duda, el efecto más grave es el golpe de calor.

 

Medidas preventivas 

  • Proporcionar agua potable en las proximidades del puesto de trabajo.
  • Limitar el tiempo o la intensidad de exposición.
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor.
  • Habilitar zonas de sombra en la medida de lo posible.
  • En locales cerrados instalar ventiladores, equipos de climatización, etc.
  • Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación
  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.
  • Proporcionar a los trabajadores el EPI adecuado a su actividad.

 

Uso de Epis frente a radiaciones solares y golpes de calor

Existen puestos de trabajo donde es inevitable no estar expuesto a radiaciones solares y por consiguiente a sufrir golpes de calor a lo largo de su jornada laboral. Como por ejemplo: el sector de la construcción, mantenimiento de carreteras, minería a cielo abierto, trabajos de vigilancia, primeros auxilios y salvamento, pintores, etc.

El hecho de implementar medidas preventivas es la única forma posible de evitar muchos accidentes que, en ocasiones, producen lesiones irrecuperables.

 

  • Lesiones oculares en cornea, cristalino, retina… incluso ocasionar enfermedades como conjuntivitis e inducir a la aparición de cataratas provocada por las radiaciones ultravioletas. Por este motivo, es necesario la utilización de gafas de calidad con cristales resistentes a la radiación. 2188-GCP, 2188-GRG, 2188-GSPG

 

  • La piel es otra de las partes que más sufre a las radiaciones solares  y es muy frecuente que aparezcan enfermedades como: quemaduras solares, melanomas, etc. por lo tanto es de vital importancia el uso de cremas solares de protección alta.

 

 

 

  • Proteger la cabeza además de ante golpeos, también frente a insolaciones o golpes de calor, con la utilización de Cascos o Gorras dependiendo del trabajo que se vaya a desempeñar.

 

ATEX e IGNIX

Marca Protección Laboral - Atex e ignix

MARCA Protección Laboral – Atex e ignix

Muchas son las preguntas en cuanto al tipo de ropa de protección que se debe usar en los ambientes clasificados como ATEX, y muchos son los ambientes clasificados como tales, los cuales siempre asociamos con el mismo tipo de industrias.Vamos a aclarar ambas cuestiones.

1. Los ambientes ATEX (acrónimo de Atmósferas Explosivas) vienen regulados por dos directivas. La directiva 94/9/EC (traspuesta al derecho español a través del RD. 400/1996), la cual regula los requisitos que han de cumplir los equipos y aparatos usados en este tipo de ambientes. Una vez certificados se marcan son en símbolo “EX” como señal identificativa de cumplimiento de la directiva y la directiva 99/92/EC (traspuesta al derecho español a través del RD. 681/2003), la cual regula los requerimientos mínimos para la mejora de la protección de la seguridad y salud de los trabajadores . Esta directiva, en su ANEXO II, punto 2.3 recoge entre las medidas de protección contra las explosiones lo siguiente: “ Se deberá proveer a los trabajadores de ropa de trabajo adecuada hecha de materiales que no den lugar a descargas electrostáticas que puedan causar una ignición de atmósferas explosivas”. La única norma que garantiza que tanto el material como el diseño de la prenda cumplen los requisitos electrostáticos es la EN1149-5. La EN1149-1 o la EN1149-3 por sí solas son únicamente métodos de ensayo y no garantizan todos los requisitos cuando se usan de forma separada. En este tipo de ambientes, donde en consecuencia hay un riesgo de explosión, es necesario por tanto el uso complementario de la norma EN11612 (Ropas de protección para trabajos expuestos al calor). En resumen, en ambientes clasificados como ATEX es necesario como mínimo, el uso de Ropa Ignífuga (EN11612) y Antiestática (EN1149-5). Otras normas como la protección contra el Arco Eléctrico (EN61482) amplían el espectro de uso y refuerzan la seguridad del trabajador en caso de que se produzca un Arco Eléctrico, y son cada vez más necesarias dependiendo de la tarea a realizar. Nuestra colección de prendas IGNIX cumplen las normativas anteriormente citadas.

2. El listado de trabajos en ambientes ATEX, es realmente amplio. En todos ellos es por tanto obligatorio el uso de este tipo de Ropa Ignífuga y Antiestática. Entre ellos encontramos:

Industrias Manufactureras

• Industrias del Alcohol
• Plantas de Municiones, Misiles y Explosivos
• Plantas Automotrices
• Cervecerías y Destilerías
• Manufactura de Químicos
• Manufactura de Materiales Inflamables
• Molinos de Harina
• Productores de Muebles (Barniz y Pintura)
• Plantas de Gas
• Fábricas de Pegamento
• Industrias de Tinta
• Gases Líquidos de Petróleo (LPG)
• Minería
• Productos Nucleares
• Perforación, Refinería y Manejo de Petróleo y Gas Natural
• Productos de Pintura, Laca y Barniz
• Fábricas de Papel y Celulosa
• Petroquímicos
• Refinamiento del Petróleo
• Industrias Farmacéuticas
• Construcción y Mantenimiento de Tuberías
• Manufactura de Plásticos
• Ingenios Azucareros
• Manufactura de Fibras Sintéticas
• Industrias del Vino

Industrias de Transporte

• Aeropuertos
• Ferrocarriles
• Astilleros
• Buques
• Camiones cisterna
• Naves
• Embarcaciones de Trabajo

Agencias Gubernamentales

• Plantas de Aviones y Misiles
• Aeropuertos (Operaciones de Carga de Gasolina y Mantenimiento)
• Fuerzas Armadas (Ejército, Marina, Fuerzas Aéreas, Cuerpo Marino, Guardia Costera y Unidades de Apoyo Civil)
• Equipo Operacional Químico, Biológico, Radiológico, Nuclear o Apoyo Logístico de Explosivos
• Departamentos de Bomberos, Bases Militares
• Los Primeros en Responder a Armamento de Destrucción Masiva, Brigada de Bomberos, Brigadas para la Seguridad Pública Contra Bombas y Brigadas de Rescate Locales
• Manejo y Limpieza de Materiales Peligrosos
• Depósitos de Municiones
• Producción y Desperdicio Nuclear
• Servicios Públicos: Gas, Electricidad y Telecomunicaciones
• Manejo de Residuos
• Instalaciones para Tratamiento de Agua

Otras Industrias

• Operaciones de Limpieza y Rociado
• Mantenimiento de Espacios Confinados
• Explosivos y Pirotecnia
• Exploración Geofísica
• Almacenaje y Manejo de Granos
• Manejo de Materiales Peligrosos
• Operaciones de Mantenimiento y Servicio
• Operaciones de Pintado por Rocío, Acabados y Cabina
• Plantas de Empacado
• Operaciones de Propano y Plantas de Almacenamiento a Granel
• Almacenaje de todos los Materiales Peligrosos

Uso de EPIs frente a productos fitosanitarios

 

El nuevo informe presentado recientemente al consejo de derechos humanos de la ONU se muestra muy crítico con las multinacionales que fabrican pesticidas a nivel global.

Dicho  informe afirma que los pesticidas tienen «un impacto catastrófico sobre el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto», causando más de 200.000 muertes al año por envenenamiento según la relatora de la ONU sobre el derecho a la alimentación, Hilal Elver.

La gran mayoría de la población está expuesta a los pesticidas  a través de los alimentos, el agua, el aire o por contacto con productos químicos y sus residuos, provocando consecuencias irreversibles sobre la salud

Hilal Elver afirma también que “mientras que los consumidores de los países desarrollados suelen estar mejor protegidos de los pesticidas, los trabajadores agrícolas no lo están”.

 

Para la prevención de los posibles riesgos derivados de la manipulación de los pesticidas es conveniente tener en cuenta:

– La toxicidad de los productos que está utilizando.

– El tiempo de exposición.

– La utilización de los equipos de protección individual para su protección.

La utilización de equipos de protección individual  (EPIs), es imprescindible frente a la exposición de productos fitosanitarios, para reducir el nivel de exposición, la contaminación y posible intoxicación.

 

¿Qué es un producto fitosanitario o plaguicida?

Se conoce como producto fitosanitario o también conocido como producto plaguicida, aquellas sustancias que tiene como objetivo prevenir o destruir:

  • todo tipo de insectos (insecticidas)
  • los ácaros (acaricidas),
  • los moluscos (molusquicidas),
  • los roedores (rodenticidas),
  • los hongos (fungicidas),
  • las malas hierbas (herbicidas),
  • las bacterias (antibióticos y bactericidas)
  • y otras formas de vida animal o vegetal perjudiciales para la salud pública y también para la agricultura.

 

 

 

¿Qué Equipos de protección individual (EPIs) se deben utilizar para este tipo de productos?

Guantes

Las manos y los antebrazos son las partes del cuerpo que están más expuestos a la hora de enfrentarse a los plaguicidas. Los guantes debes ser usados en  situaciones donde los pesticidas puedan entrar en contacto con las manos, como cuando se trabaja con equipos contaminados.

Deben cumplir los siguientes requisitos mínimos:

  • Regulado bajo normativa europea (EN374).
  • Resistencia mecánica frente a la abrasión, corte, rasgado y perforación (EN388).
  • Protección en medios grasos, químicos o acuosos.
  • Impermeables y flexibles.

Materiales:

  • Guantes de PVC : proporciona impermeabilidad, buena resistencia a los productos químicos, a las grasas y a los hidrocarburos.
  • Guantes de LATEX sin soporte: otorga un excelente agarre y resistencia a la abrasión, además de un alto nivel de confort por su elevada flexibilidad.
  • Guantes de NEOPRENO: aporta resistencia a ácidos, disolventes y adhesivos industriales.
  • Guantes de NITRILO: ofrece resistencia frente a grasas, aceites e hidrocarburos.
Vestuario

Hay gran variedad, pero la característica más importante de los materiales, es la permeabilidad del tejido, la transpiración y el nivel de prestación, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.

Con los buzos desechables para riesgos químicos se pretende dar una adecuada protección a la persona que manipula este tipo de sustancias. Es importante que estas prendas se ajusten al cuello, cintura, muñecas y tobillos para impedir la entrada de productos.

Calzado
  • Se debe llevar botas de goma lo más altas posibles y no enguatadas por dentro.
  • Deben colocarse por fuera de las perneras del buzo, menos en tratamientos con polvos, en los que deben ir por dentro.
  • Llevar el marcado CE.
Protección Ocular

Para la correcta protección debemos emplear gafas o pantallas faciales con el marcado CE, categoría II y campo de uso 3. Éstas deberán ser cerradas o bien ajustadas a la cara, y ofrecer un buen campo de visión.

Protección Respiratoria

Es muy importante protegernos debidamente contra los daños por inhalación, pues se trata de un tipo de daño que para el trabajador puede ser muy grave a medio y largo plazo.

Para determinar la selección de la mascarilla, semimáscara o máscara es preciso conocer: el contaminante, su concentración y toxicidad.

Es de máxima importancia la sustitución de los filtros siguiendo las especificaciones del fabricante. Cuando se compra el producto hay que fijarse en la fecha de caducidad.

 

 

Recomendaciones generales:

  • Leer atentamente la etiqueta del producto a utilizar para conocer las instrucciones de empleo y la naturaleza del producto que se maneja.
  • Lavar las manos con agua y abundante jabón antes de comer, beber o fumar.
  • Garantizar un buen estado de conservación y limpieza de todos los Equipos de Protección Individual.

Hay que tener en cuenta que ha de ser el prevencionista el encargado de evaluar los riesgos según el trabajo que desempeña.