Trabajos verticales – Riesgos y normativas.

Marca Protección Laboral - Trabajos verticales

Marca Protección Laboral – Trabajos verticales

Los trabajos verticales según el INSHT son todos aquellos donde se utilizan técnicas de acceso y posicionamiento mediante cuerdas, anclajes y aparatos de progresión .  Su uso es  aconsejable donde sea imposible instalar andamios, plataformas de trabajo u otros equipos de altura por las características de la zona y para trabajos de corta duración.

La principal ventaja de estos trabajos reside en que llegan a puntos inaccesibles, pero conlleva un elevado riesgo para el trabajador que los realiza, puesto que el acceso al lugar de trabajo como la ejecución del mismo se lleva a cabo a gran altura. Destinado principalmente en trabajos de mantenimiento, construcción, limpieza, montajes de estructuras, etc.

Los trabajos verticales requieren unas medidas de protección laboral específicas, por lo que es de vital importancia garantizar y mantener unas condiciones de trabajo seguras, dando prioridad a las medidas de protección colectiva frente a las medidas de protección individual.

Por este motivo, este proceso debe ser realizada por personal cualificado que se encargue de realizar la evaluación y prevención de riesgos, teniendo en cuenta las necesidades profesionales que se vayan a cubrir.

Evaluación de riesgos:

  • Estudio del lugar donde se van a realizar los trabajos, así como, la maquinaria, el entorno, los equipos, materiales que se van a emplear, etc.
  • Riesgos a los que van a estar sometidos, debidos a la altura a la que se van realizar los trabajos, proximidad a un vacío, otros trabajos que se están realizando en la mismo zona, riesgos relacionados con la ejecución del propio trabajo, etc.
  • Tareas a realizar, duración, frecuencia, posturas, etc.
  • Características del trabajador: la persona que realiza este tipo de trabajos tiene que estar debidamente formación y acreditado como técnico en trabajos verticales, ser mayor de edad y con buenas actitudes físicas y psicológicas, teniendo que realizar exámenes médicos cada año para descartar posibles problemas.

Riesgos asociados a trabajos verticales

Los principales riesgos:

  • Caídas de personas a distinto nivel: Este riesgo es el más peligroso puesto que los trabajos normalmente se realizan a gran altura y las consecuencias pueden ser mortales. Por este motivo, es de vital importancia el estado de los equipos y materiales empleados, la existencia de puntos de anclajes suficientes y una buena planificación en seguridad.

Los equipos de protección anti-caídas necesarios son: Arneses y cinturones / Absorbedores de energía / Elementos de amarre /  Línea de vida verticales / Dispositivos retráctil / Mosquetones o conectores.

 

  • Caídas de materiales a distinto nivel: las herramientas y demás accesorios deberán estar sujetos al arnés o al asiento del trabajador, o sujetas por otros medios adecuados con el fin de evitar caídas involuntarias.

 

  • Condiciones atmosféricas (niebla, viento o precipitaciones): no se realizarán trabajos o tendrán que interrumpirse cuando se ponga en peligro la seguridad del trabajador.

 

  • Trastornos músculos-esqueléticos ocasionados por las posturas que el trabajador deberá adquirir y la duración que necesita para realizarlas, teniendo en cuenta que se encuentra en suspensión y sin punto de apoyo.

 

 

Normativas en trabajos verticales

-Norma EN341 Dispositivos de descenso.
-Norma EN353 Dispositivo anti-caída.
-Norma EN353-1 Dispositivos deslizantes anti-caídas con línea de anclaje rígida.
-Norma EN353-2 Dispositivos deslizantes anti-caídas con línea de anclaje flexible.

-Norma EN354 Elementos de amarre.
-Norma EN355 Absorbedores de energía.
-Norma EN358 Epis para sujeción en posición de trabajo y prevención de caídas en altura. Cinturones para sujeción y retención y componentes de amarre de sujeción. Aplicable a equipos destinados a mantener al usuario en su posición de trabajo (Sujeción) e impedir que llegue a un lugar en el que se pueda producir una caída en altura (Retención). En ningún caso un sistema de sujeción o retención debe usarse como anti-caída.
-Norma EN360 Dispositivos anti-caídas retractiles.
-Norma EN361 Arneses anti-caída.
-Norma EN362 Conectores.

-Norma EN363 Esta norma específica la terminología y los requisitos generales de los sistemas anti-caídas utilizados como EPIs contra caída de altura. Deben diseñarse y fabricarse con un nivel alto de protección que no genere riesgos, de fácil colocación, ligeros y sin desajustes, y que permitan una posición correcta después de la parada.
-Norma EN364 Regula los métodos de ensayo.
-Norma EN365 Requisitos generales para instrucciones de uso y marcado.
-Norma EN566 Anillos de cinta.
-Norma EN567 Bloqueadores.
-Norma EN795 Dispositivos de anclaje.
-Norma EN813 Trabajos en Suspensión.
-Norma EN1496 Sistemas de Salvamento.
-Norma EN1891 y EN ISO 1140 Cuerdas Trenzadas y Cuerdas de fibra (poliamida).

Mantenimiento

Según la norma EN365 cada equipo ha de ser revisado por el usuario de manera visual antes de cada uso para comprobar que el funcionamiento sea correcto y no suponga un riesgo.En el caso de que esto no sea así, se debe informar a su suprior de cualquier anomalía, defecto o deterioro para que proceda a la sustitución.

Es necesario asegurarse del correcto almacenamiento, mantenimiento y limpieza del equipo para así alargar su vida útil.

 

 

Guantes de trabajo – Cómo seleccionarlos correctamente

Guantes de trabajo - Marca Protección Laboral

Guantes de trabajo – Marca Protección Laboral

 

Los guantes de trabajo tienen como función principal la de proteger dedos, manos y antebrazos  frente a posibles riesgos mecánicos, químicos, térmicos, por soldadura, por cortes, eléctricos, etc. y su elección deberá basarse en el estudio y la evaluación de los riesgos dependiendo de:

  • La duración de la exposición a los riesgos
  • Su frecuencia y gravedad
  • Las condiciones existentes en el trabajo y su entorno.

Los guantes de trabajo son una de las partes fundamentales de todo Equipo de Protección Individual (EPI), puesto que los trabajos realizados con las manos conllevan un alto peligro de accidentes y, por lo tanto, lo mejor es la prevención y la protección.

La elección de la talla es otra de las partes importes a tener en cuenta, no sólo de cara a la comodidad, ergonomía y protección del usuario, sino también de cara a la realización precisa del trabajo y reducir el tiempo de exposición  a la hora de realizar la tarea.

 

Categorías

En cuanto a las clases existentes para cada tipo de guante, se determinan en función del «nivel de prestación» dependiendo del riesgo frente al que protejan.

Al igual que el resto de Equipos de Protección Individual, se clasifican en:

Categoría 1

  • Guantes que por su diseño sencillo, el usuario puede juzgar por sí mismo su eficacia contra riesgos mínimos.
  • Han de superar la EN420.
  • Marcado: Identificación del fabricante o mandatario, referencia o modelo, talla y mancado CE.

Categoría 2

  • Guantes destinados a evitar riesgos de todo tipo de no pudieran llegar a causar lesiones muy graves o la muerte (riesgos intermedios).
  • Han de superar la EN420.
  • Marcado: Identificación del fabricante o mandatario, pictograma del riesgo frente al que se recomienda, niveles de resistencia, referencia o modelo, talla, pictograma relativo al folleto informativo y mancado CE.
  • La conformidad con la norma ha de ser hecha por un laboratorio notificado por la CE, emitiendo un certificado CE de tipo.

Categoría 3

  • Guante destinado a proteger al usuario de un peligro mortal o que pueda dañar gravemente y de forma irreversible la salud.
  • Han de superar la EN420.
  • Marcado: Identificación del fabricante o mandatario, pictograma del riesgo frente al que se recomienda, niveles de resistencia, referencia o modelo, talla, pictograma relativo al folleto informativo y mancado CE.
  • Deben ser certificados por un organismo notificado y el fabricante adoptar uno de los sistemas de garantía de calidad CE regulados poara su comercialización según el R.D. 1407/1992.

 

Guantes de trabajo - Marca Protección Laboral

Guantes de trabajo – Marca Protección Laboral

 

Tipos de materiales de guantes de trabajo

  • Fibras naturales como el algodón, para aplicaciones generales, ofrecen comodidad, transpirabilidad y resistencia a la abrasión.
  • Materiales sintéticos como el nylon (abrasión y rasgado), PVC (abrasión y productos químicos como grasas, aceites y alcoholes), neopreno (temperatura y productos químicos).
  • Cuero (Flor y serraje), material cómodo y transpirable que ofrece buenas propiedades mecánicas sobre todo a la abrasión y al rasgado.
  • Nitrilo. Caucho sintético resistente a aceites, lubricantes y a productos derivados del petróleo. Buena resistencia mecánica y a la perforación. Muy resistente químicamente.
  • Látex. Comodidad, elasticidad y destreza. Resistencia a productos químicos acuosos. Excelente agarre y buena resistencia a la abrasión

Recubrimientos:

  • Poliuretano. Elasticidad, resistencia a la abrasión y la tensión. Resistente a los alcoholes, hidrocarburos y disolventes. Muy buen agarre, buena resistencia a la abrasión y transpirabilidad.
  • Nitrilo. Caucho sintético resistente a aceites, lubricantes y a productos derivados del petróleo. Buena resistencia mecánica y a la perforación. Muy resistente químicamente.
  • Látex. Comodidad, elasticidad y destreza. Resistencia a productos químicos acuosos. Excelente agarre y buena resistencia a la abrasión.

 

Mantenimiento de los guantes 

Los guantes deben de mantenerse en perfectas condiciones, para que de esta manera, podamos asegurar su función protectora en sus próximas utilizaciones.

Hay que comprobar periódicamente si los guantes presentan rotura, agujeros o dilataciones para proceder a su cambio.

En cuanto a los guantes de protección contra los productos químicos deberá establecerse un calendario para la sustitución de los guantes a fin de garantizar que se cambien antes de ser permeados. Y además tener en cuenta el peligro que conlleva la utilización de un guante ya usado, porque puede estar contaminado el material componente del guante.

En el caso de los guantes dieléctricos, también se ha de comprobar su fecha de caducidad.

Los guantes de cuero, algodón o similares, deberán conservarse limpios y secos por el lado que está en contacto con la piel. En cualquier caso, los guantes de protección deberán limpiarse siempre siguiendo las instrucciones del proveedor.

Ha de ser el prevencionista quien recomiende al usuario final que protección es la más adecuada en base al trabajo que va a desempeñar.

¿Qué caducidad tienen los guantes dieléctricos?

688-DI 1Lo que exige la normativa vigente es 6 meses a partir de la fecha de fabricación. A partir de esa fecha deben volver a fábrica para pasar una serie de pruebas que ratifiquen su aislamiento eléctrico, o ser sustituidos por unos nuevos guantes con una fecha de fabricación más reciente.

¿Es esto aplicable a todos los guantes dieléctricos?. No, solamente a los que son Clase 1, 2, 3 y 4 (los de tensiones eléctricas más elevadas). Para los clase 00 y 0 no hace falta, pero ha de ser el usuario el que compruebe siempre que no existen cortes o síntomas de envejecimiento. En ese caso se deben de cambiar por unos nuevos. Es decir, no caducan en base a la fecha de fabricación, sino que lo hacen cuando presentan un deterioro visible que se deja al buen criterio del usuario.

Conozca nuestra gama de guantes dieléctricos.