METEO – PROTECCIÓN EN TRES CAPAS

METEO® protege al trabajador frente a las condiciones climáticas adversas, lluvia, frío y viento, a través de su sistema de tres capas, para ayudarle a realizar su labor en condiciones óptimas de temperatura.

El ser humano es un organismo de sangre caliente que mantiene la temperatura corporal a un nivel aproximadamente constante entre 36º y 37º grados centígrado, independiente de la temperatura del ambiente.

El cuerpo puede, a través de la pérdida de temperatura, bajar a 35°C. En este momento empezamos a sentir frío y el cerebro envía una señal de aviso que obliga al ser humano a detener esa pérdida de calor, provocando temblores para generar energía y elevar temperatura.

Por debajo de 35°C, si la situación se prolonga el cuerpo puede entrar en una situación de hipotermia que puede llegar a producir incluso la muerte.

El estrés térmico esla sensación de malestar que se experimenta cuando la permanencia en un ambiente determinado exige esfuerzos desmesurados a los mecanismos de que dispone el organismo para mantener la temperatura interna, mientras se efectúa el intercambio de agua y demás sustancias del cuerpo.

Meteo - Sistema de capas
Meteo – Protección en capas

Clases de capas

Primera capa

Se encuentra en contacto directo con la piel y es la encargada de mantener la superficie del cuerpo seca al absorber la humedad generada por el proceso de traspiración corporal. Evita por tanto que el cuerpo se enfríe con esa humedad generada.

Segunda capa

Es la encargada de evitar el desprendimiento del calor que genera el cuerpo humano.

Tercera capa

Es la encargada de aislar el cuerpo frente a la climatología adversaque pueda influir en las dos copas anteriores: Lluvia, Viento y Nieve. Estos factorespueden romper el equilibrio interno de las otras dos capas: Lluvia (introduciendoagua a una temperatura inferior), Viento (enfriando la humedad generada por elcuerpo), Nieve (enfriando la temperatura general del cuerpo).

VESTUARIO LABORAL – SERIE PROFESIONAL «CANVAS LINE»

A la hora de hablar de Vestuario Laboral debemos pensar en que son prendas que el trabajador utiliza a lo largo de toda su jornada, por lo que es exigible una ropa que aporte comodidad, confort, transpirabilidad y ergonomía.

Pero también se le ha de dar importancia al diseño puesto que de él dependerá la imagen que proyecta su empresa y la que la diferencia de las demás.

Con ese propósito MARCA diseñó la serie Profesional CANVAS LINE

Esta línea va más allá del estilismo del trabajador para cubrir las necesidades básicas en el  desempeño de sus funciones, aportando comodidad, ergonomía, transpirabilidad y calidad de tejidos e hilaturas. Ofreciendo toda una serie de equipaciones y combinaciones de color que la hacen una de las más extensas del mercado.

 

288-CSR | MarcaPL

288-CSR | MarcaPL

 

Cazadora tipo SOFT-SHELL

100% poliéster spandex ligero. Transpirable y cortavientos. Tejido repelente al agua y con forro micro-polar anti-pilling interior. Cierre frontal por cremallera, dos bolsillos laterales y uno vertical  en pecho. Mangas desmontables. Cremalleras con cierre «Water Proof».

 

588-CRN | MarcaPL

588-CRN | MarcaPL

 

 

 

Chaqueta tergal canvas 245 g.

Ribetes y detalles en tejido reflectante. Puños ajustables con cierre por botón de presión. Dos bolsillos en pecho y dos bajos, ambos con tapeta y cierre por botones a presión.

 

588-PRN | MarcaPL

588-PRN | MarcaPL

 

 

Pantalón tergal canvas 245 g.

Ajuste elástico en cintura. Rodillas reforzadas con tejido CORDURA más resistente a la abrasión y con posibilidad de introducir una rodillera flexible. Ribetes y detalles en tejido reflectante. Un multi-bolsillo cargo lateral, dos

bolsillos traseros con cierre por tapeta y botones a presión y dos bolsillos franceses.

 

 

1288-POLRN | MarcaPL

1288-POLRN | MarcaPL

 

Polo manga corta

Tejido «TECNICA» en poliéster 135 grs de alta transpirabilidad. Bolsillo con cierrre de velcro y tapeta en pecho.

 

 

 

 

 

Uso de EPIs en presencia de atmósferas explosivas (ATEX)

El artículo 40.2 de la Constitución Española encomienda a los poderes públicos, como uno de los principios rectores de la política social y económica, velar por la seguridad e higiene en el trabajo. Además de este mandato constitucional, se desarrollaron, como consecuencia del Tratado de la Unión Europea, distintas directivas de disposiciones mínimas para la armonización jurídica de los distintos Estados miembros. La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales es, básicamente, el resultado de la aplicación de los marcos jurídicos indicados anteriormente y determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo. Es, por tanto, esta Ley, una referencia legal mínima a partir del cual las normas reglamentarias irán fijando y concretando los aspectos más técnicos de las medidas preventivas.

En este sentido, se publicaron, el Real Decreto 681/2003, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo, y, el Real Decreto 144/2016, por el que se establecen los requisitos esenciales de salud y seguridad exigibles a los aparatos y sistemas de protección para su uso en atmósferas potencialmente explosivas. Siendo, ambas, las normas de referencia para los entornos de trabajo con presencia de atmósferas explosivas, además de existir otras específicas de seguridad industrial fuera del objeto del presente artículo.

Zonas ATEX y riesgos específicos

Se entiende como atmósfera explosiva la mezcla con el aire, en condiciones atmosféricas, de sustancias inflamables en forma de gases, vapores, nieblas o polvos, en la que, tras una ignición, la combustión se propaga a la totalidad de la mezcla no quemada.

Según el artículo 7 del R.D. 681/2003, el empresario deberá clasificar en zonas, con arreglo al anexo I de ese reglamento, las áreas en las que pueden formarse atmósferas explosivas. Esta clasificación en zonas se aplicará a las áreas en las que deban tomarse las medidas protección para prevenir las explosiones.

Las áreas de riesgo se clasificarán en zonas teniendo en cuenta la frecuencia con que se produzcan atmósferas explosivas y su duración.

Atmósferas explosivas ATEX

Atmósferas explosivas ATEX

En las zonas clasificadas como atmósferas explosivas, según el cuadro anterior, con el objeto de prevenir las explosiones, de conformidad con el artículo 15.1 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y de proporcionar una protección contra ellas, el empresario deberá tomar medidas de carácter técnico y/u organizativo en función del tipo de actividad, siguiendo un orden de prioridades y conforme a los principios básicos siguientes: impedir la formación de atmósferas explosivas o, cuando la naturaleza de la actividad no lo permita, evitar la ignición de atmósferas explosivas y atenuar los efectos perjudiciales de una explosión de forma que se garantice la salud y la seguridad de los trabajadores.

Por tanto, uno de los riesgos principales en este tipo de zonas es la ignición de la atmósfera explosiva, ya que cuando la mezcla aire-sustancia inflamable se encuentra dentro de su rango de explosividad (Fig.1) , sólo necesitará un foco de ignición(1) con suficiente energía para comenzar la combustión de la misma.

Por tanto, constituye un elemento de prevención fundamental en los trabajos en zonas clasificadas evitar los focos potenciales de ignición, ya que la probabilidad de ignición determinará, también, la estimación/valoración del riesgo relacionado en entornos ATEX.

Uso de EPI en zonas clasificadas ATEX

En primer lugar, es importante tener en cuenta que aunque el R.D. 144/2016 sobre aparatos y sistemas de protección para uso en atmósferas potencialmente explosivas, excluye del ámbito de aplicación a los EPI, éstos sí deben proporcionar un nivel adecuado de seguridad en los trabajos realizados en estos entornos. Siendo el R.D. 681/2003 el que indica específicamente, en el anexo II de medidas de protección contra explosiones, que se debe utilizar calzado y ropa de trabajo que no den lugar a descargas electrostáticas que puedan provocar la ignición de atmósferas explosivas.

Según lo anterior, es determinante el uso de vestuario y calzado adecuado para la disipación de la cargas electrostáticas que se pudieran acumular en el trabajador, según las normas armonizadas EN 1149-5 y la EN 20345, respectivamente, evitando, así, cualquier foco potencial de ignición por esta causa. Además, estos entornos son zonas con riesgo de incendio por lo que es necesario proteger al trabajador mediante ropa ignífuga, según la norma armonizada EN 11612, que cumple con el requisito de limitar la propagación de la llama y de proteger frente a ciertos tipos de transmisión del calor. Marca Protección Laboral ha desarrollado una gama completa de vestuario laboral bajo la marca propia IGNIX®, antiestática e ignífuga con dos alternativas de tejido de alta calidad, permanente (modacrílico) o de algodón tratado, ambos con costuras de Meta-aramida, añadiéndole otros tipos de protección como: soldadura, arco eléctrico, alta visibilidad, todo ello certificado bajo las normas de referencia para cada caso, respondiendo a las necesidades de los distintos trabajos en entornos ATEX con una alto grado de protección y ofreciendo variadas alternativas al usuario, desde camisas, pantalones, buzos y pasamontañas, hasta chaquetas y ropa de alta visibilidad, incluyendo una chaqueta, un pantalón y un chaleco específico de alta visibilidad ignífugo y antiestático.

Así mismo, bajo la también marca propia STEELGEN® se ha fabricado un nuevo vestuario desechable de protección química Tipos 3, 4, 5 y 6  antiestático, con protecciones adicionales para agentes biológicos, partículas radioactivas e ignífugo.

De igual forma, ANIBAL®, nuestra marca de calzado de seguridad y de trabajo antiestático, con sus variadas referencias y realizados en microfibra con distintos tipos de protección, constituyen un referente en el mercado por su alta calidad y diseños atractivos.

Con nuestros distintivos IGNIX®, ANIBAL® y STEELGEN® se ofrece al usuario una variedad de alternativas y tipos de protección certificada, según normas de referencia, para el desarrollo seguro de múltiples trabajos en zonas clasificadas ATEX.

Radiaciones solares y golpes de calor en el puesto de trabajo

Radiaciones solares y golpes de calor

Radiaciones solares y golpes de calor

Con la llegada del verano, las elevadas radiaciones solares y los golpes de calor, especialmente en horas centrales del día, aumentan los riesgos para la salud en trabajos que se realizan al aire libre.

Las radiaciones solares a las que se encuentran expuestos los trabajadores en la época estival pueden ser causas de accidentes laborales o incluso la muerte.

Debido a la elevada temperatura, existen unos factores a tener en cuenta a la hora de realizar trabajos al aire libre, como la acumulación excesiva de calor en el organismo al realizar actividades físicas, tiempo de exposición y, por supuesto, los condicionantes personales como la edad, obesidad, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, etc… Pero sin duda, el efecto más grave es el golpe de calor.

 

Medidas preventivas 

  • Proporcionar agua potable en las proximidades del puesto de trabajo.
  • Limitar el tiempo o la intensidad de exposición.
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor.
  • Habilitar zonas de sombra en la medida de lo posible.
  • En locales cerrados instalar ventiladores, equipos de climatización, etc.
  • Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación
  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.
  • Proporcionar a los trabajadores el EPI adecuado a su actividad.

 

Uso de Epis frente a radiaciones solares y golpes de calor

Existen puestos de trabajo donde es inevitable no estar expuesto a radiaciones solares y por consiguiente a sufrir golpes de calor a lo largo de su jornada laboral. Como por ejemplo: el sector de la construcción, mantenimiento de carreteras, minería a cielo abierto, trabajos de vigilancia, primeros auxilios y salvamento, pintores, etc.

El hecho de implementar medidas preventivas es la única forma posible de evitar muchos accidentes que, en ocasiones, producen lesiones irrecuperables.

 

  • Lesiones oculares en cornea, cristalino, retina… incluso ocasionar enfermedades como conjuntivitis e inducir a la aparición de cataratas provocada por las radiaciones ultravioletas. Por este motivo, es necesario la utilización de gafas de calidad con cristales resistentes a la radiación. 2188-GCP, 2188-GRG, 2188-GSPG

 

  • La piel es otra de las partes que más sufre a las radiaciones solares  y es muy frecuente que aparezcan enfermedades como: quemaduras solares, melanomas, etc. por lo tanto es de vital importancia el uso de cremas solares de protección alta.

 

 

 

  • Proteger la cabeza además de ante golpeos, también frente a insolaciones o golpes de calor, con la utilización de Cascos o Gorras dependiendo del trabajo que se vaya a desempeñar.

 

Uso de EPIs frente a productos fitosanitarios

 

El nuevo informe presentado recientemente al consejo de derechos humanos de la ONU se muestra muy crítico con las multinacionales que fabrican pesticidas a nivel global.

Dicho  informe afirma que los pesticidas tienen «un impacto catastrófico sobre el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto», causando más de 200.000 muertes al año por envenenamiento según la relatora de la ONU sobre el derecho a la alimentación, Hilal Elver.

La gran mayoría de la población está expuesta a los pesticidas  a través de los alimentos, el agua, el aire o por contacto con productos químicos y sus residuos, provocando consecuencias irreversibles sobre la salud

Hilal Elver afirma también que “mientras que los consumidores de los países desarrollados suelen estar mejor protegidos de los pesticidas, los trabajadores agrícolas no lo están”.

 

Para la prevención de los posibles riesgos derivados de la manipulación de los pesticidas es conveniente tener en cuenta:

– La toxicidad de los productos que está utilizando.

– El tiempo de exposición.

– La utilización de los equipos de protección individual para su protección.

La utilización de equipos de protección individual  (EPIs), es imprescindible frente a la exposición de productos fitosanitarios, para reducir el nivel de exposición, la contaminación y posible intoxicación.

 

¿Qué es un producto fitosanitario o plaguicida?

Se conoce como producto fitosanitario o también conocido como producto plaguicida, aquellas sustancias que tiene como objetivo prevenir o destruir:

  • todo tipo de insectos (insecticidas)
  • los ácaros (acaricidas),
  • los moluscos (molusquicidas),
  • los roedores (rodenticidas),
  • los hongos (fungicidas),
  • las malas hierbas (herbicidas),
  • las bacterias (antibióticos y bactericidas)
  • y otras formas de vida animal o vegetal perjudiciales para la salud pública y también para la agricultura.

 

 

 

¿Qué Equipos de protección individual (EPIs) se deben utilizar para este tipo de productos?

Guantes

Las manos y los antebrazos son las partes del cuerpo que están más expuestos a la hora de enfrentarse a los plaguicidas. Los guantes debes ser usados en  situaciones donde los pesticidas puedan entrar en contacto con las manos, como cuando se trabaja con equipos contaminados.

Deben cumplir los siguientes requisitos mínimos:

  • Regulado bajo normativa europea (EN374).
  • Resistencia mecánica frente a la abrasión, corte, rasgado y perforación (EN388).
  • Protección en medios grasos, químicos o acuosos.
  • Impermeables y flexibles.

Materiales:

  • Guantes de PVC : proporciona impermeabilidad, buena resistencia a los productos químicos, a las grasas y a los hidrocarburos.
  • Guantes de LATEX sin soporte: otorga un excelente agarre y resistencia a la abrasión, además de un alto nivel de confort por su elevada flexibilidad.
  • Guantes de NEOPRENO: aporta resistencia a ácidos, disolventes y adhesivos industriales.
  • Guantes de NITRILO: ofrece resistencia frente a grasas, aceites e hidrocarburos.
Vestuario

Hay gran variedad, pero la característica más importante de los materiales, es la permeabilidad del tejido, la transpiración y el nivel de prestación, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.

Con los buzos desechables para riesgos químicos se pretende dar una adecuada protección a la persona que manipula este tipo de sustancias. Es importante que estas prendas se ajusten al cuello, cintura, muñecas y tobillos para impedir la entrada de productos.

Calzado
  • Se debe llevar botas de goma lo más altas posibles y no enguatadas por dentro.
  • Deben colocarse por fuera de las perneras del buzo, menos en tratamientos con polvos, en los que deben ir por dentro.
  • Llevar el marcado CE.
Protección Ocular

Para la correcta protección debemos emplear gafas o pantallas faciales con el marcado CE, categoría II y campo de uso 3. Éstas deberán ser cerradas o bien ajustadas a la cara, y ofrecer un buen campo de visión.

Protección Respiratoria

Es muy importante protegernos debidamente contra los daños por inhalación, pues se trata de un tipo de daño que para el trabajador puede ser muy grave a medio y largo plazo.

Para determinar la selección de la mascarilla, semimáscara o máscara es preciso conocer: el contaminante, su concentración y toxicidad.

Es de máxima importancia la sustitución de los filtros siguiendo las especificaciones del fabricante. Cuando se compra el producto hay que fijarse en la fecha de caducidad.

 

 

Recomendaciones generales:

  • Leer atentamente la etiqueta del producto a utilizar para conocer las instrucciones de empleo y la naturaleza del producto que se maneja.
  • Lavar las manos con agua y abundante jabón antes de comer, beber o fumar.
  • Garantizar un buen estado de conservación y limpieza de todos los Equipos de Protección Individual.

Hay que tener en cuenta que ha de ser el prevencionista el encargado de evaluar los riesgos según el trabajo que desempeña.

Prendas de alta visibilidad, un elemento indispensable

Existen trabajos que requieren unas medidas de protección laboral específicas. La construcción, los trabajos en altura o la conducción de maquinaria especializada son solo algunos de los muchos ejemplos donde una correcta utilización de los equipos de protección individuales es vital para la seguridad del trabajador.

El atropello de trabajadores por vehículos o maquinaria en movimiento es una de las causas  más frecuentes  de  accidentes laborales. El hecho de ponerte una prenda de alta visibilidad es un gesto muy simple, pero que puede ayudar a evitar muchos accidentes que, en ocasiones, tienen un fatal desenlace para el trabajador.

El vestuario laboral de alta visibilidad es un Equipo de Protección Individual (EPI) que está destinado a señalizar visualmente la presencia del usuario con el fin de que sea detectado en condiciones de riesgo, bajo luz diurna y bajo la luz de los faros de un vehículo en movimiento en la oscuridad.

Este tipo de prendas están reguladas por la normativa EN20471 que son fundamentales para desempeñar trabajos en zonas donde se pueden dar circunstancias de visibilidad reducida.

Las prestaciones vienen dadas por el color y por la retro-reflectancia. También por las áreas mínimas y por la disposición de los materiales de usados en su confección.

MATERIALES

Las prendas de Alta Visibilidad están confeccionadas básicamente con dos tipos de materiales:

Material de fondo:   Material fluorescente de color destinado a ser altamente visible. Los colores normalizados  para el material de fondo son: amarillo, rojo/anaranjado y rojo.

Además deben cumplir determinados requisitos de estabilidad dimensional, propiedades mecánicas y transpirabilidad.

Material retro-reflectante: Material que es retro-reflector, es decir, que tiene la propiedad de reflejar la luz recibida en condiciones de baja iluminación.

CLASIFICACIÓN POR CLASES

El vestuario de Alta Visibilidad, se clasifican en 3 clases de ropa de protección según las áreas mínimas de las materiales que incorpora la prenda:

Clase 1: actividades que permitan al usuario ser visto completamente por el tráfico (automóvil o maquinaria en movimiento) que se aproxima.

Clase 2: actividades donde es necesaria una mayor visibilidad durante condiciones de mal tiempo o en ambientes de trabajo con riesgos superiores a los de clase 1.

Clase 3: Proporcionan el mayor nivel de visibilidad y están pensadas para trabajadores que afrontan un serio peligro y que realizan trabajos de alto riesgo

Debe aparecer junto el pictograma  X= Clase de la prenda

 

 

 

 

MARCADO DE LA PRENDA

El marcado incluirá específicamente la siguiente información:

*Nombre, marca comercial u otro medio de identificación del fabricante o de su representante autorizado.

*Designación del tipo de producto, nombre comercial o código.

*Designación de la talla de acuerdo con la norma UNE EN 340

*Número de la norma, es decir, UNE EN 20471.

*Pictograma y niveles de prestación.

* Las instrucciones de lavado o limpieza. Indicando el número máximo de ciclos de limpieza permitidos después de “max.”. y si la ropa de protección puede ser lavada industrialmente, deberá indicarse en la etiqueta mediante símbolos habituales en la industria textil.

Las prendas de señalización de alta visibilidad pueden ser buzos, cazadoras, chalecos, camisas, polos, pantalones, forros, solf-shellparkas  y trajes de agua.