Publicado por: 0

Radiaciones solares y golpes de calor

Radiaciones solares y golpes de calor

Con la llegada del verano, las elevadas radiaciones solares y los golpes de calor, especialmente en horas centrales del día, aumentan los riesgos para la salud en trabajos que se realizan al aire libre.

Las radiaciones solares a las que se encuentran expuestos los trabajadores en la época estival pueden ser causas de accidentes laborales o incluso la muerte.

Debido a la elevada temperatura, existen unos factores a tener en cuenta a la hora de realizar trabajos al aire libre, como la acumulación excesiva de calor en el organismo al realizar actividades físicas, tiempo de exposición y, por supuesto, los condicionantes personales como la edad, obesidad, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, etc… Pero sin duda, el efecto más grave es el golpe de calor.

 

Medidas preventivas 

  • Proporcionar agua potable en las proximidades del puesto de trabajo.
  • Limitar el tiempo o la intensidad de exposición.
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor.
  • Habilitar zonas de sombra en la medida de lo posible.
  • En locales cerrados instalar ventiladores, equipos de climatización, etc.
  • Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación
  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.
  • Proporcionar a los trabajadores el EPI adecuado a su actividad.

 

Uso de Epis frente a radiaciones solares y golpes de calor

Existen puestos de trabajo donde es inevitable no estar expuesto a radiaciones solares y por consiguiente a sufrir golpes de calor a lo largo de su jornada laboral. Como por ejemplo: el sector de la construcción, mantenimiento de carreteras, minería a cielo abierto, trabajos de vigilancia, primeros auxilios y salvamento, pintores, etc.

El hecho de implementar medidas preventivas es la única forma posible de evitar muchos accidentes que, en ocasiones, producen lesiones irrecuperables.

 

  • Lesiones oculares en cornea, cristalino, retina… incluso ocasionar enfermedades como conjuntivitis e inducir a la aparición de cataratas provocada por las radiaciones ultravioletas. Por este motivo, es necesario la utilización de gafas de calidad con cristales resistentes a la radiación. 2188-GCP, 2188-GRG, 2188-GSPG

 

  • La piel es otra de las partes que más sufre a las radiaciones solares  y es muy frecuente que aparezcan enfermedades como: quemaduras solares, melanomas, etc. por lo tanto es de vital importancia el uso de cremas solares de protección alta.

 

 

 

  • Proteger la cabeza además de ante golpeos, también frente a insolaciones o golpes de calor, con la utilización de Cascos o Gorras dependiendo del trabajo que se vaya a desempeñar.