Publicado por: 0

Normas Europeas de Referencia

EN149 Medias máscaras filtrantes de protección contra partículas.
EN405 Medias máscaras filtrantes con válvulas para la protección contra gases o contra gases y partículas.
EN140 Medias máscaras y cuartos de máscara.
EN136 Máscaras completas.
EN14387 Filtros contra gases y filtros combinados.

Todos los equipos pertenecen a la categoría III (riesgo de muerte o lesiones graves) de la clasificación de los EPIs. Para determinar la selección de la mascarilla y/o filtro, es preciso conocer: El contaminante, su concentración y su toxicidad, El valor TLV, El factor de protección nominal del protector, El factor de protección requerido.

TLV o Nivel de Exposición Ocupacional

Es la concentración máxima de una sustancia contenida en el aire, calculado el promedio sobre un periodo de 40 horas semanales durante el cual, según los conocimientos actuales, un trabajador puede estar expuesto día tras día sin un probable riesgo para su salud.

Factor de Protección Nominal

La relación entre la concentración de un contaminante en el ambiente y su posible concentración en el interior de la mascarilla. Se calcula a partir del valor de máxima fuga interna permitida (%), el cual se obtiene para cualquier equipo a partir de un ensayo normalizado EN.

Factor de Protección Requerido

La relación entre la concentración media del contaminante en el lugar de trabajo y el TLV.

Dividiendo la concentración media del contaminante en el lugar de trabajo por el TLV de dicho contaminante, se obtiene el factor de protección requerido. El equipo adecuado debe proporcionar un factor de protección nominal superior al factor de protección requerido.

Sustitución de los filtros: no es posible determinar un tiempo de eficacia de un filtro, puesto que diversos factores influyen en su duración; humedad relativa, temperatura, ritmo respiratorio, capacidad pulmonar, concentración y naturaleza del contaminante. Se recomienda sustituir el filtro cuando se advierte un incremento de la resistencia respiratoria o el olor del contaminante.

Estos cuadros son orientativos. Ha de ser el prevencionista quien recomiende al usuario final que protección es la más adecuada en base a mediciones en el lugar de trabajo.