Calzado de Protección Eléctrica. Mitos y realidades.

Tal y como menciona ASEPAL en el artículo creado dentro del marco de su Programa de Afiliados (Construpedia), para riesgos eléctricos, no existen a fecha de hoy, modelos de calzado de seguridad de piel o tejido (Clasificación I) certificados con la norma UNE EN50321 (calzado aislante baja tensión), ya que ninguno de ellos pasa el ensayo de permeabilidad al vapor de agua o transpirabilidad de la piel, ensayo incompatible con los ensayos de choque eléctrico.

Por esta razón sí que existen modelos certificados para riesgo eléctrico dentro del calzado de seguridad fabricado enteramente de goma o de material polimérico (“botas de agua”…) que corresponden a la Clasificación II.

Es decir siempre que nos movamos en un entorno de riesgo eléctrico, deberemos ver al trabajador equipado correctamente con los epis que le protejan y aíslen adecuadamente de la electricidad, en el caso del calzado, sólo debe llevar bota de agua certificada según la UNE EN50321.

Pueden leer aquí el artículo completo.